• Diario Digital | Martes, 13 de Noviembre de 2018
  • Actualizado 19:28

Ocho menores son atendidos por Mensajeros de la Paz en el marco del Programa Pandora

Desde finales de abril, ocho menores procedentes de distintos puntos de la provincia cacereña están participando en el Programa Pandora en el Centro de Día de Inserción de Mensajeros de la Paz Extremadura, en Moraleja.

Ocho menores son atendidos por Mensajeros de la Paz en el marco del Programa Pandora

Pandora es un Programa de Intervención Educativa Preventiva con menores de 18 años del Servicio Extremeño de Salud y gestionado por la Asociación Mensajeros de la Paz Extremadura, entre otras organizaciones. Pandora supone una alternativa a la sanción económica por el consumo o tenencia de substancias estupefacientes en la vía pública. Esta sanción oscila entre los 600 y los 10.000 euros. El caso más frecuente en jóvenes de entre 14 y 17 años de edad es la posesión y/o consumo de cannabis. Según datos oficiales, el pasado año 215 menores extremeños fueron expedientados por la policía por la posesión o el consumo de sustancias estupefacientes.

Los menores que se acogen al Programa, cuya propuesta es enviada a Mensajeros de la Paz desde la Secretaría Técnica de Drogodependencia, están obligados a asistir a seis sesiones teóricas y una jornada práctica. Esta última, en el caso de los ocho menores que en abril iniciaron el programa, se realiza en el Espacio Para la Creación Joven de Moraleja. El contenido de la actividad debe girar en torno al uso saludable del ocio y el tiempo libre.

En cuanto a las seis sesiones teóricas, cuatro están dirigidas al menor y son conducidas por las técnicos en prevención de drogodependencias de Mensajeros de la Paz. Las dos sesiones restantes se centran en las familias de los menores. “En estas reuniones tratamos de identificar el perfil de la familia y trabajar sobre aquellos aspectos susceptibles de mejora como puede ser la comunicación entre sus miembros o el desconocimiento de lo que hacen sus hijos fuera de casa como la gestión del ocio y el tiempo libre”, declara Mercedes Murias, presidenta de Mensajeros de la Paz Extremadura.

En las cuatro sesiones previas con los menores trabajan dos educadoras sociales y una psicóloga de la asociación. A lo largo de estas cuatro sesiones, las especialistas tratan con los jóvenes falsos mitos alrededor del cannabis, por ejemplo, que esta substancia no es adictiva o que tiene grandes beneficios terapéuticos. En sesiones sucesivas –de 1,5 horas de duración–, se tratan también asuntos tales como la responsabilidad individual, la autoestima y la toma de decisiones; las habilidades sociales y las relaciones con el grupo o con la pareja. Por último, las especialistas imparten educación en ocio saludable “porque muchas veces los chicos no saben qué hacer o cómo utilizar su tiempo libre de una forma sana y saludable”, señala la presidenta de la oenegé.

Mensajeros de la Paz Extremadura trabaja con el Programa Pandora del SES desde el año 2012. En estos seis años, la asociación ha atendido a 25 menores sorprendidos en la vía pública con tenencia o consumo de substancias estupefacientes.

El Programa de Intervención Educativa-Preventiva con Menores Sancionados por Tenencia Ilícita de Sustancias Pandora que realiza la Secretaría Técnica de Drogodependencias de SES, en coordinación con la Delegación del Gobierno, obtuvo en 2015 el reconocimiento de Buena Práctica del Sistema Nacional de la Salud, en la Estrategia de Promoción de la Salud y la Prevención.