Mensajeros de la paz Extremadura

  • Diario Digital | miércoles, 20 de noviembre de 2019
  • Actualizado 10:47

Mensajeros de la Paz Extremadura instala un punto de información en el Día Mundial Sin Tabaco

 El Centro de Salud ha sido el espacio elegido por el equipo de adicciones de la asociación para informar a la población fumadora de las grandes ventajas que supone dejar de fumar. Hasta junio, seguirá en funcionamiento el taller para abandonar el tabaco en el Centro de Día de Moraleja

Punto de Información en el Centro de Salud de Moraleja
Punto de Información en el Centro de Salud de Moraleja
Mensajeros de la Paz Extremadura instala un punto de información en el Día Mundial Sin Tabaco

El 31 de mayo se celebra el Día Mundial sin Tabaco, un hábito que, según la Unión de Consumidores de Extremadura, roba diez años de esperanza de vida.

El equipo profesional del Centro de Día para Personas con Conductas Adictivas de Moraleja ha instalado con este motivo un punto de información en el Centro de Salud de la localidad. Pero, a diferencia de la organización consumerista, Mensajeros de la Paz Extremadura hace hincapié en los aspectos positivos que comporta el abandono del tabaquismo. “El enfoque positivo evita el rechazo del fumador ante mensajes alarmantes o negativos”, declara Montaña Carrasco, psicóloga del equipo de Adicciones.

Los fumadores diariamente están expuestos a mensajes alarmantes que les avisan de los peligros para la salud que comparta el consumo del tabaco. Bajo este enfoque positivo, los ciudadanos de Moraleja han podido conocer de primera mano los beneficios que reporta dejar de fumar. Entre éstos se encuentran, por ejemplo, el aumento de la calidad de vida en general y del olfato, por ejemplo, en particular.

El abandono también comporta unas mejoras evidentes en el aspecto de la piel y un enorme ahorro económico, sin olvidar la transformación del espacio en un lugar saludable. Si todo lo anteriormente expuesto es importante, mucho más lo es el hecho de que abandonar el tabaco supone un aumento de la libertad del individuo que ya no necesita consumir nicotina para lograr la relajación o la disminución de su estado nervioso. “Fumar supone una adicción a la nicotina –declara a este diario Montaña Carrasco—y como toda adicción te hace esclavo de esa sustancia condicionando tu vida: salir a fumar a la calle, dientes amarillos y mal aliento, dificultad para correr o incluso subir unas escaleras, entre otras muchas situaciones”.

Hasta finales de junio continúa en marcha el taller que se inició en abril en el Centro de Día de Moraleja, gestionado Mensajeros de la Paz Extremadura. En estos momentos, los participantes están en fase de abandono y mantenimiento. Y aunque han dejado de fumar la mayoría, aún es pronto para aseverar si esta tendencia se mantendrá o aparecerán recaídas.