Mensajeros de la Paz Extremadura

  • Diario Digital | viernes, 27 de enero de 2023
  • Actualizado 00:09

Otoño de ocio inclusivo en Mensajeros de la Paz Extremadura

Las actividades de ocio inclusivo continúan también durante el otoño para los chicos y chicas con diversidad funcional de la zona de Las Hurdes, gracias al Programa de Ocio y Tiempo Libre “Los fines de semana con Mensajeros de la Paz Extremadura”, cofinanciado por la Diputación de Cáceres

Otoño de ocio inclusivo en Mensajeros de la Paz Extremadura

Tras finalizar el verano, continúan las actividades de ocio inclusivo para personas con diversidad funcional, entre ellas, los chicos y chicas del Centro Residencial y Familiar de Nuñomoral, quienes, durante los meses de septiembre, octubre y noviembre, han vuelto a sacar la furgoneta para disfrutar de un montón de salidas de ocio enmarcadas dentro del Programa de Ocio y Tiempo Libre “Los fines de semana con Mensajeros de la Paz Extremadura”, cofinanciado por la Diputación de Cáceres.

El 24 de septiembre tuvo lugar 'Las Hurdes, raíces y autenticidad', programa de actividades que se han programado para el municipio Cabezo con el objetivo de demostrar que la comarca cacereña sigue llena de vida y con todo su potencial turístico intacto tras el gran incendio que se produjo durante el verano.        

Hasta la localidad mencionada acudieron siete usuarios y usuarias con discapacidad del CRF de Nuñomoral, acompañados de una monitora del Centro.

La primera actividad de la que disfrutaron fue de un pasacalles liderado por el tamborilero con el que se inauguró el mercado artesanal, donde pudieron encontrar toda la gama de productos típicos de la comarca hurdana; entre ellos, la miel. Los y las asistentes degustaron migas y el tradicional 'limón jurdano'. 

Tras demostraciones de gastronomía popular y bailes tradicionales, llevaron a cabo una recreación de la visita de Alfonso XIII y una representación de estampas de la vida cotidiana de Las Hurdes.  

Después de merendar un rico bocadillo en el merendero de Oliva de Plasencia, regresaron al Centro para contar la aventura al resto de compañeros y compañeras.

Durante la primera semana de octubre, concretamente del 5 al 7, cuatro usuarios y usuarias con discapacidad, junto con un monitor, acudieron a una convivencia deportiva en Barcarrota. Se trata de una convivencia anual, organizada por los Jedes,  con el fin de conocerse mejor mientras se divierten y practican deporte.

Así, la mañana del día 5, una vez hospedados en la Casa Rural El Palacete de Santiago, comenzaron con las actividades. Durante la tarde, realizaron un “rally fotográfico”, actividad que consistía en realizar una ruta por la localidad, mientras era necesario guiarse con un mapa que tenía marcados los puntos que debían encontrar, además de realizarse una foto en cada uno de ellos para completar la prueba.

Ese mismo día, después de la cena,  participaron al famoso juego de la OCA: Se trataba de un tablero gigante en el que cada entidad lanzaba el dado, y en cada tirada tenían que buscar al monitor que correspondiera, el cual debía de proponer una prueba a los participantes y estos,  superar la misma y volver a lanzar el dado.

Al día siguiente, el jueves 6 de octubre, asistieron al embalse del Ahijon, donde practicaron varias actividades deportivas: tiro con arco, escalada, paseo en zodiac, piragua… Durante la tarde, acudieron a la piscina y realizaron un videoclip de baile en el Parque Municipal, junto con las demás entidades que participaban en los Jedes. Por la noche se realizó un juego basado en el popular concurso “FUROR”, donde las risas estuvieron aseguradas.

Durante la mañana del viernes 7 de octubre, acudieron al polideportivo para realizar una sesión de Zumba y continuar con la práctica de actividades deportivas. Esta vez tocaron las modalidades de fútbol, tenis y bicicleta.

Era el último día y llegó el momento de la despedida,  en la que el alcalde del municipio regaló camisetas  y un diploma para recordar esta maravillosa convivencia.

El sábado 15 de octubre 8 chicos y chicas con diversidad funcional y una monitora del CRF de Nuñomoral, pusieron rumbo a la Garganta de la Olla con motivo de visitar la localidad.

Aprovechando la cercanía, visitaron el Monasterio de Yuste, en Cuacos de Yuste, en la Comarca de la Vera. El monasterio es “un monasterio y casa palacio en el que se alojó y murió Carlos I de España y V del Sacro Imperio Romano Germánico tras su abdicación”.

Después de comer un rico bocadillo al aire libre, en la misma localidad de Cuacos, visitaron el Cementerio Militar Alemán que allí se encuentra. Se trata del único cementerio militar Alemán que existe en España, donde hay enterrados 180 soldados, aviadores y marinos de la Primera y de la Segunda Guerra Mundial.

Durante el viaje de vuelta, coincidieron con una charanga en Olvida de Plasencia, a la que no dudaron en parar para acompañar con bailes a los paisanos del municipio.

El sábado 22 de octubre, el primer sitio elegido para continuar con las actividades de ocio fue Plasencia. Un lugar estupendo para tomar algo y dar un paseo por el Parque de los Pinos.  

Después se dirigieron a ver la  bonita localidad de Hervás, donde comieron un rico bocadillo. Después de tomar café, acudieron al municipio de Zarza de Granadilla y desde allí, regresaron con un montón de fotos que enseñar a sus compañeros y compañeras del Centro Residencial.  

El sábado 5  de noviembre, acudieron a la Otoñada 2022, la ya consagrada Fiesta de la Caída de la Hoja que se celebra en el municipio de Cabezuela del Valle.

“Con este evento se inaugura la Otoñada 2022, que se celebraba en la comarca hasta el 11 de diciembre, último día de la Dulce Otoñada, en Navaconcejo. Esta celebración conmemora el otoño, con sus colores, paisajes y productos típicos: castañas, setas o productos de la matanza del cerdo”.

La Fiesta de la Caída de la Hoja 2022 arrancaba a las 11.30 h. con el Acto de nombramiento del cronista oficial de la villa en la Plaza Fernando Flores del Manzano. A continuación, pudieron degustar dulces y licores típicos de la comarca.

A partir de las 12.00 h., apareció un desfile de trajes típicos que escenificaba las costumbres populares. Todo ello al son de la  música tradicional, que interpretaba la Asociación cultural “el cantillo”.

A las 13.00 horas continuaba el grupo Alkonetara Folk que amenizaba con música por las calles de Cabezuela del Valle.

A las 14.00 horas, los usuarios y usuarias pudieron  degustar la comida tradicional en Plaza de Sánchez Pavón y Plaza de Extremadura, con la colaboración de las asociaciones de mujeres y mayores.

Después de comer, se dirigen a la plaza de Extremadura donde disfrutaron de actuaciones musicales como Los Trastes, Rockanrolleando y DJ’s.

Para finalizar el día de fiesta, acudieron a Plasencia y se deleitaron con un calentito chocolate con churros antes de volver al Centro Residencial y Familiar de Nuñomoral.

Al día siguiente, como casi todos los domingos de otoño e invierno, varios y usuarias del CRF de Nuñomoral, acompañados de una monitora, acuden a la misa de las 10. 30 horas.

Generalmente, después de la misa, siempre aprovechan para dar un paseo por el Parque Natural de Batuecas – Sierra de Francia, donde disfrutan de las vistas de bosques y valles abiertos por los que se deslizan ríos y arroyos. A los chicos y chicas les encanta, pues es un maravillo paisaje eminentemente montañoso y con importantes cuencas hidrográficas que dan lugar a ecosistemas y espacios naturales de una gran biodiversidad.

El pasado 19 de noviembre el grupo de ocio de Las Hurdes y un monitor del Centro Residencial y Familiar de Nuñomoral, se aventuran por la provincia de Cáceres para realizar las siguientes visitas familiares:

En primer lugar acudieron a la localidad de Cilleros, donde la usuaria Felisa Hernández pudo disfrutar de la visita de su sobrina Julia durante la mañana.

Después de comer y visitar la localidad,  el grupo puso rumbo a Coria, para que la usuaria Carmen Gordo pudiera pasar la tarde su hijo José Pedro y sus dos nietos.

Mientras tanto, el resto de usuarios efectuaron parada en el parque de Coria para merendar y pasear por el municipio. Regresaron a CRF a las 18.00 horas para compartir la aventura con el resto de compañeros.

Además, de estas actividades, cuatro usuarios y usuarias con discapacidad y grandes limitaciones en relación a sus capacidades de aprendizaje y comprensión,  han entrenado durante todos los viernes de noviembre las habilidades sociales para comportarse de manera correcta en los distintos establecimiento  que los rodean.