Mensajeros de la paz Extremadura

  • Diario Digital | domingo, 20 de octubre de 2019
  • Actualizado 14:08

60 niños de cuatro años pasan una jornada escolar en el Centro Ocupacional de Moraleja

Acompañados de sus maestras y la directora de la Escuela de Educación Infantil Joaquín Ballesteros, los escolares compartieron con los usuarios de Mensajeros de la Paz su día a día en los talleres y tiempos de asueto

60 niños de cuatro años pasan una jornada escolar en el Centro Ocupacional de Moraleja

El día 8 de abril, una algarabía renovada resonó dentro y fuera de las instalaciones del Centro Ocupacional de Moraleja.  Un tropel de jovencísimos estudiantes hacía su entrada en el gran recibidor del Centro Ocupacional de Mensajeros de la Paz Extremadura. Una jornada diferente para anfitriones y visitantes que dejó un gratísimo sabor de boca en todos ellos.

“La alegría y la unión que existe entre todos ellos”. Según Graciela Hernández Martín, directora de la Escuela de Educación Infantil moralejana Joaquín Ballesteros, estas dos características son las que más ha llamado la atención de los estudiantes del colegio que dirige desde hace siete años. Sesenta alumnos de cuatro años “los medianos”, como se refieren a ellos maestras y familiares, han visitado esta semana el Centro Ocupacional de Moraleja, donde acuden a diario más de ochenta adultos para participar en los distintos talleres.

La visita al Centro Ocupacional se encuentra dentro del programa diseñado por el Joaquín Ballesteros para “acercar a los niños a su entorno más próximo y, especialmente, a aquellos espacios donde se trabaja la atención a la diversidad para que vean con naturalizad a personas con distintos tipos de discapacidad”.

En opinión de Hernández, esta primera experiencia ha resultado “súper positiva y muy, muy enriquecedora, tanto para nuestros niños como para nosotras mismas, sus profesoras”. La directora añade que la jornada del día ocho “ha sido una experiencia muy gratificante y muy valiosa para nuestro quehacer en el día a día”.

Los responsables del Centro Ocupacional de Moraleja han adaptado la presentación del centro al público que asistía a sus explicaciones. Así, mediante un lenguaje sencillo y cercano han mostrado a los alumnos del Joaquín Ballesteros el día a día de sus usuarios y el funcionamiento de los talleres del área ocupacional: marquetería y carpinería, manufacturas, lavandería, manualidades o pretaller, jardinería y viveros.

Para los alumnos y alumnos de cuatro años, los usuarios del Centro Ocupacional son “niños grandes, que hacen en sus talleres cosas muy parecidas a las que ellos realizan a diario en el aula”, comenta la directora.

Usuarios y alumnos compartieron almuerzo y recreo y finalizaron la jornada con un taller para la estampación de camisetas de algodón.

Graciela Hernández Martín hizo entrega de un centro de flores de papel de parte de todos los alumnos de cuarto curso, un regalo lleno de cariño que ahora adorna la entrada al centro para recordar una visita que, como dijo la directora en su despedida, “siempre llevaremos en el corazón.