Mensajeros de la paz Extremadura

  • Diario Digital | viernes, 06 de diciembre de 2019
  • Actualizado 13:28

Estudiantes cilleranos valoran positivamente el desarrollo de Alcemos nuestra voz II

El programa de participación infantil financiado por la Diputación Provincial de Cáceres se aproxima a su fin. El trabajo en equipo, el respeto a la opinión del otro o la importancia de la escucha activa y la empatía son algunos de los conceptos más valorados por el alumnado que ha trabajado con Mensajeros de la Paz Extremadura
Estudiantes de Cilleros durante la última reunión celebrada en el colegio
Estudiantes de Cilleros durante la última reunión celebrada en el colegio
Estudiantes cilleranos valoran positivamente el desarrollo de Alcemos nuestra voz II

La edición 2019 del programa Alcemos nuestra voz se aproxima a buen paso hacia su recta final. El programa de participación infantil diseñado por Mensajeros de la Paz Extremadura y financiado por la Diputación Provincial de Cáceres está logrando alcanzar los objetivos marcados en el proyecto.

Antes de la presentación de sus proyecto al alcalde de la localidad, Féliz Ezcay, los y las estudiantes de quinto y sexto del colegio público Leandro Alejano han valorado con las técnicas del programa lo aprendido a lo largo de las sesiones en las que han compartido tiempo y aula.

Ante la pregunta ¿Qué estáis aprendiendo a lo largo de estas semanas?, las respuestas de los 25 participantes, con 10 y 11 años de edad, han sido, en muchos casos, coincidentes. La importancia del respeto ha sido resaltada por todo ellos. Pero también han descubierto, gracias al programa de Mensajeros de la Paz Extremadura que los niños “también podemos dar vida a nuestro pueblo, también podemos hacer cosas por él”. El trabajo cooperativo, en equipo, frente al trabajo individual y competitivo también ha sido resaltada como enseñanza entre los estudiantes.

Por último, “la importancia de respetar al compañero” o el hecho de que “podemos respetar al equipo contrario y saber que, triunfe la idea que triunfe, todos salimos ganando”. En este sentido cabe recordar que, de forma excepcional, en el colegio público cilleranos los niños han optado por presentar a su ayunamientos dos propuestas, frente a la habitual propuesta única. Así, defenderán ante los responsables municipales la dotación para la localidad de un campo de fútbol reglamentario, por un lado, y la dotación de trampolines y toboganes en las piscinas cilleranas.