• Diario Digital | Jueves, 20 de Septiembre de 2018
  • Actualizado 05:25

Mensajeros de la Paz rinde homenaje a Antonio Torres, 'Chicato', por su jubilación tras 24 años en la oenegé

El equipo de Mensajeros de la Paz Extremadura, formado por profesionales y usuarios, preparó un homenaje lleno de cariño y plagado de buenos recuerdos. Tobajas leyó unas palabras en nombre de los usuarios del taller de jardinería, donde era monitor Chicato,  y Marcos, como presidente del Comité de usuarios del centro,  agradeció su dedicación en nombre todos sus compañeros que, entre sonrisas y lágrimas, aplaudían al que todos consideran un padre

Mensajeros de la Paz Extremadura despide a Chicato
Mensajeros de la Paz Extremadura despide a Chicato
Mensajeros de la Paz rinde homenaje a Antonio Torres, 'Chicato', por su jubilación tras 24 años en la oenegé

El 20 de julio de 2018 será un día para el recuerdo en la asociación Mensajeros de la Paz Extremadura. Antonio Torres, “Chicato”, se jubila tras 24 años de trabajo en la oenegé, un trabajo que “Chicato no ha hecho por lealtad a la asociación, ni a su presidenta, ni a la directora del Centro Ocupacional. Chicato ha trabajado durante estas más de dos décadas por los chicos y chicas que cada día vienen al centro”, declaró, embargada por la emoción, Mercedes Murias, presidenta de la organización social que apenas pudo pronunciar las palabras preparadas con tanto cariño con motivo de la despedida de su compañero. Mercedes Murias ha contado con la colaboración inestimable de Antonio Torres desde el mismo día que conoció Extremadura y desde entonces la amistad y el respeto mutuo no han dejado de crecer.

Raquel Cortés, directora del Centro Ocupacional de Moraleja agradeció conmovida a Chicato “haber quitado de mi espalda tanto trabajo que has cargado en las tuyas. “No puedo decir que para ti siempre estarán abiertas las puertas de esta casa porque a nadie puede invitársele a regresar a su propio hogar” añadió antes de fundirse en un abrazo con el flamante jubilado.  “Para nosotros se jubila nuestro padre”, declaraban los usuarios del Centro Ocupacional de Moraleja.

El equipo de Mensajeros de la Paz Extremadura, formado por profesionales y usuarios, preparó un homenaje lleno de cariño y plagado de buenos recuerdos. Tobajas leyó unas palabras en nombre de los usuarios del taller de jardinería, donde era monitor Chicato,  y Marcos, como presidente del Comité de usuarios del centro,  agradeció su dedicación en nombre todos sus compañeros que, entre sonrisas y lágrimas, aplaudían al que todos consideran un padre.

Tras el visionado de un álbum fotográfico en el que quedaban reflejados distintos momentos de la vida de Chicato en Mensajeros de la Paz, llegó el momento de disfrutar de un simpático corto grabado por los usuarios del Centro Ocupacional. “¿Dónde está Chicato?”, con él querían reflejar el papel fundamental que ha jugado el moralejano a lo largo de estos más de 20 años en el buen funcionamiento de “la maquinaria mensajera”.

Antonio Torre, (Moraleja, 1953) comenzó a trabajar en Mensajeros de la Paz Extremadura en la construcción del Centro Ocupacional de Moraleja, primer centro gestionado por Mensajeros de la Paz Extremadura en la región. Entonces como ahora, su figura ha sido fundamental tanto en el cuidado de los chicos y chicas que a diario acuden al centro como en el buen funcionamiento de todas las instalaciones.