Mensajeros de la Paz Extremadura

  • Diario Digital | viernes, 03 de diciembre de 2021
  • Actualizado 01:36

Ruta de los Molinos y Plasencia, los nuevos escenarios del programa de Ocio y Tiempo Libre

Los participantes con discapacidad intelectual y física asociada del Programa de Ocio y Tiempo de Mensajeros de la Paz Extremadura, recorren la Ruta de Los Molinos en Torre de Don Miguel y visitan Plasencia y su parque de Los Pinos
Ruta de los Molinos y Plasencia, los nuevos escenarios del programa de Ocio y Tiempo Libre

Siguen las actividades de Ocio y Tiempo Libre de Mensajeros de la Paz Extremadura, financiado por la Exma. Diputación de Cáceres y dirigido a personas con discapacidad intelectual y física asociada de Sierra de Gata, Valle del Alagón, Rivera de Fresnedosa y Las Hurdes.

En uno de sus excursiones del mes de Septiembre, los y las participantes visitaron la localidad de Torre de Don Miguel, donde tuvieron la oportunidad de conocer a María Jesús Nuevo, técnico y responsable del Centro de Interpretación Comarca Sierra de Gata, quien les invitó a regresar al municipio para realizar la ruta senderista de “Los Molinos”, convencida de que sería una bonita experiencia para todos.

Haciendo caso de su consejo, el pasado 6 de noviembre, los chicos y chicas del programa y su espíritu aventurero se dirigieron de nuevo a Torre de Don Miguel, donde la ya conocida María Jesús les recibió con agrado para comenzar su visita al Parque Arqueológico de Los Molinos.

Tomaron como punto de partida la piscina natural del pueblo, donde la guía les contó que el parque cuenta con cuatro antiguas almazaras de las que se conserva alguna de las maquinarias empleadas para la molturación de la aceituna en el proceso de extracción de aceite, también explicó a sus oyentes la utilidad de los molinos, su funcionamiento, y un poquito de su historia.

Durante el camino, los senderistas aprendieron un poco mas de los recursos naturales que les brindaba el entorno: plantas medicinales, árboles frutales, hortalizas silvestres…

Una pasarela les condujo al margen izquierdo del arroyo de San Juan, donde contemplaron las ruinas del molino del Tío Perfecto y a su paso, junto a la piscina fluvial del este parque arqueológico, se encontraron con otro molino, “Don Domingo” que tomaba el nombre de su antiguo propietario.

Por último, llegaron a la almazara de Los Blancos, una construcción rehabilitada que en la actualidad sirve de muestra para que los visitantes puedan ver la maquinaria que se utilizaba y la gran rueda que se movía con la fuerza procedente del agua del arroyo.

Con todo lo aprendido y un montón de fotos para el recuerdo, pusieron fin a un bonito día campestre y cultural con las ganas de que llegase el próximo “Fin de semana con Mensajeros de la Paz Extremadura”

Y llegó el 13 de noviembre, otro día de Ocio y Tiempo libre para los chicos y chicas con discapacidad que ven en cada fin de semana la oportunidad de disfrutar de nuevas excursiones y experiencias inclusivas.

Plasencia abría sus puertas a sus visitantes, quienes recorrieron el casco antiguo placentino visitando en primer lugar, la Plaza Mayor, donde se estaba celebrando la “Fiesta de la Patatera Solidaria 2021”. Este evento se realiza cada año con el objetivo de recaudar fondos para la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer. Amenizaban el acto el grupo de Folklore Extremeño “La Chispa”, momento que los chicos y chicas consideraron perfecto para echarse unos bailes al ritmo de sus canciones.

Tras la imprevista pero bien acogida fiesta, visitaron la Plaza de la Catedral donde contemplaron el monumento que le da nombre con sus dos fachadas renacentistas de estilo plateresco, que actualmente está en obras. Inmortalizado el momento, continuaron con su recorrido, conociendo la ciudad a su paso hasta que llegaron al Parque ornitológico de Los Pinos.

En este paraje, más conocido como Parque de Los Patos, donde albergan numerosas especies de aves en libertad. Uno de los emblemas de este lugar son las colonias de pavos reales, entre los que se encuentran los pavos albinos y que captan la atención de todo visitante.

En este maravilloso lugar, rodeados de flora y fauna, y conociendo la fascinación que sienten los participantes del programa de ocio por los animales, consideraron que era el momento de relajarse, descansar, tomar la merienda y aprovechar las sobras de la misma para alimentar a los patos y pavos reales, consiguiendo así que se acercaran y disfrutando mucho más de la experiencia.

En el margen izquierdo de estas líneas puedes encontrar enlaces directos a los álbumes de las dos actividades redactadas.