Mensajeros de la Paz Extremadura

  • Diario Digital | lunes, 23 de mayo de 2022
  • Actualizado 19:14

Taller sobre igualdad de género en el Centro de Día de Almendralejo

“A mi edad, diversidad” es el título del proyecto que Mensajeros de la Paz Extremadura viene desarrollando en los centros y programas que gestiona en la provincia pacense, con la subvención concedida desde el Área de Igualdad, Juventud y Residencia Universitaria “Hernán Cortés” de la Diputación de Badajoz

Taller sobre igualdad de género en el Centro de Día de Almendralejo

Mensajeros de la Paz Extremadura, en todos sus centros y programas sociales contempla la igualdad de género de manera transversal y entiende que la igualdad de oportunidades y el respeto a la diversidad sexual requieren de acciones concretas.

Por ello, está llevando a cabo en los centros residenciales para personas mayores el Proyecto “A mi edad, diversidad”. Con este proyecto dirigido a personas con más de 65 años, se trata de reflexionar sobre la sexualidad de una manera global y positiva, explicando diversidades, adoptando tolerancia y dinamizando conversaciones que traten conceptos “tabú” hasta ahora  sobre todo entre mayores.

El lunes 27 de diciembre se ha desarrollado en el Centro de Día Alzheimer Tierra de Barros, gestionado por Mensajeros de la Paz Extremadura en la localidad de Almendralejo, donde se ha hablado de estereotipos y roles de género.

Se ha explicado a las personas mayores que los estereotipos de género son ideas preconcebidas, es decir los denominados prejuicios, que se han ido construyendo y transmitiendo en las sociedades con el paso del tiempo.

Mientras que los roles de género expresan el comportamiento que, en una sociedad concreta, se espera de una persona en razón de su sexo.

Se ha debatido con usuarios y usuarias sobre los roles de género  que atribuyen diferentes funciones sociales a mujeres y hombres: A las mujeres se les han asignado tradicionalmente roles vinculados con el desempeño de tareas en el ámbito doméstico, con el cuidado del hogar y de las personas en el entorno familiar, mientras que a los hombres se les han asignado roles relacionados con el ámbito público, el empleo remunerado y la participación en los órganos de toma de decisiones que afectan al conjunto de la sociedad.

Los estereotipos y roles de género dañan el desarrollo personal tanto de las mujeres como de los hombres, quienes en muchos casos se ven en la obligación de cumplir ciertas expectativas sociales que dañan su individualidad.

Las personas mayores del Centro de Día Tierra de Barros han participado activamente durante toda la charla, y han demostrado, pese a sus vivencias en otros tiempos, tener los conceptos básicos que se han tratado bastante claros.

Han compartido su experiencia de vida, y han dialogado sobre cómo por suerte todo ha mejorado para las mujeres, aunque la conclusión ha sido que queda mucho por conseguir.

Por último se ha esbozado el tema del próximo debate: la diversidad sexual… Estando todas y todos de acuerdo en que lo fundamental es el respeto, en este y en cualquier otro aspecto de la vida de las y los demás.