Mensajeros de la Paz Extremadura

  • Diario Digital | martes, 28 de junio de 2022
  • Actualizado 09:49

La Semana Santa del Centro Residencial y Familiar de Nuñomoral

Los usuarios y usuarias del Centro Residencial y Familiar de Nuñomoral, han vivido una Semana Santa repleta de actividades, tanto en el propio centro disfrutando de distintos talleres, como fuera de él, viviendo emotivos encuentros con sus familiares

La Semana Santa del Centro Residencial y Familiar de Nuñomoral

La Semana Santa en el CRF de Nuñomoral, gestionado por Mensajeros de la Paz Extremadura, ha estado llena de de actividades y entretenimientos.

El Jueves, las personas con discapacidad intelectual y física asociada usuarias del CRF de Nuñomoral, han disfrutado de una mañana de cine mientras que la tarde ha estado ocupada por un concurso del tradicional juego “Alto el Lápiz” con premios tanto para los ganadores como para los que no consiguieron victorias pero participaron en la actividad.

Además, en ese día de Jueves Santo, una monitora, acompañada de varios residentes del Centro aprovecharon la festividad para salir de excursión a distintas localidades y ya de paso visitar a sus familiares.

La primera parada la efectuaron en Cerezo, donde Emiliana Batuecas compartió unos bonitos instantes con sus hermanos y amigos.

El siguiente encuentro tuvo lugar en Plasencia, donde José Antonio Martín se reencontró con su tía Amalia, a la que no veía desde que comenzó la pandemia.

En Coria, Carmen Gordo disfrutó de la compañía de su hijo y sus dos nietos y por último, Martina Arroyo pudo dar un agradable paseo con su hermana Basi por las tranquilas calles de Vegaviana.

En su visita en Vegaviana, dio la hora de comer y lo hicieron, como les gusta a ellos, disfrutando de la naturaleza en un parque bajo los apetecibles rayos de sol, con la agradable temperatura del mes de abril.

Por último, de regreso a su Centro de Las Hurdes, pararon en Olvida de Plasencia, donde se hicieron unas divertidas fotos junto a graciosos enanitos y Blanca Nieves.

Un Jueves Santo lleno de alegrías y emociones.

El viernes por la mañana  se realizaron juegos de mímica y por la tarde hubo un taller de papiroflexia.

El sábado lo pasaron entre cartulinas, goma eva, rotuladores y lápices de colores, tijeras y pegamentos. Dieron rienda suelta a su imaginación y creatividad para diseñar cada uno un marcapáginas totalmente personalizado.

Para poner la guinda al pastel y finalizar una Semana Santa llena de actividades, el domingo tocó taller de repostería donde se elaboraron distintas tardes para terminar degustándolas todos juntos.

Si quieres ver más fotos relacionadas, están en nuestra galería de imágenes, y puedes acceder directamente haciendo click en el enlace que aparece en el margen izquierdo de estas líneas.