Mensajeros de la Paz Extremadura

  • Diario Digital | viernes, 03 de diciembre de 2021
  • Actualizado 01:23

Usuarios de Mensajeros de la Paz Extremadura visitan Guadalupe

El pasado jueves, 11 de noviembre, usuarios y usuarias de tres centros residenciales, cuya gestión corresponde a la Asociación Mensajeros de la Paz Extremadura, visitaron el Real Monasterio de Santa María de Guadalupe

Usuarios de Mensajeros de la Paz Extremadura visitan Guadalupe

Como parte de las actividades organizadas desde el programa de Envejecimiento Activo que se lleva a cabo en los centros residenciales de personas mayores de Mensajeros de la Paz Extremadura, los usuarios y usuarias de la Residencia de Mayores y Centro de Día "Virgen de Guadalupe", de Carrascalejo, del Centro Residencial Mixto de Peraleda de la Mata y de la Residencia de Mayores de Madrigal de la Vera, han visto cumplido su deseo de visitar el Real Monasterio de Santa María de Guadalupe.

La jornada en Guadalupe dio comienzo con la asistencia de los excursionistas a la Santa Misa oficiada por el Padre Guillermo, Prior del Monasterio, donde se hizo referencia a los residentes de los tres centros que no habían podido acompañar al resto en la visita, así como se recordó manera especial a los que les habían abandonado durante la pandemia, llenando el acto de gran emotividad.

Finalizada la Santa Misa, los excursionistas conocieron el interior del Monasterio, recorriéndolo en una ruta guiada por cortesía de los Hermanos del Claustro, quienes fueron explicándoles con detalle la visita por sus distintas dependencias con diferentes estilos arquitectónicos: gótico, mudéjar, renacentista, barroco, neoclásico…, habiéndose convertido algunas de estas estancias en actuales museos. Un baño de cultura y arte para todos los asistentes.

A la salida del Monasterio, se dirigieron al restaurante Guadalupe Jordá, donde degustaron unos deliciosos manjares de productos típicos del lugar: morcilla de Guadalupe, caldereta, migas, arroz con leche… fueron algunos de los platos servidos para el almuerzo por un personal cuya atención a los mayores fue excepcional.

El viaje no podía finalizar sin que antes los usuarios de estos tres centros residenciales adquirieran un recuerdo de su visita en las tiendas locales.

Tanto los residentes como el personal que les acompañó, disfrutaron mucho de la salida por lo que ya están pensando en su próximo destino.