Mensajeros de la Paz Extremadura

  • Diario Digital | lunes, 23 de mayo de 2022
  • Actualizado 20:45

Finaliza con éxito el curso de cuidados al cuidador o cuidadora no profesional

El pasado jueves, 2 de marzo, finalizó el curso de cuidados al cuidador o cuidadora no profesional, impartido por Mensajeros de la Paz Extremadura en el Centro de Día de Moraleja, recurso financiado por la Secretaría Técnica de Drogodependencias de la Junta de Extremadura
Finaliza con éxito el curso de cuidados al cuidador o cuidadora no profesional

Durante los meses de febrero y marzo, 10 personas de Moraleja, en su mayoría mujeres, han podido asistir todos los jueves a un espacio dedicado al cuidado. Motivadas por diferentes causas pero con algo en común: “Cuidan como saben” y lo hacen “con todo su amor”. 

Esta acción formativa y totalmente gratuita ha consistido en varios bloques de trabajo en los que las y los participantes han podido adquirir conocimientos básicos relacionados con la dependencia y los cuidados no sólo de la persona dependiente, sino de sí mismos.

En el bloque técnico han aprendido los tipos de dependencia y de personas cuidadoras que existen así como sus derechos y deberes; cómo tramitar la Ley de la Dependencia en Extremadura; o cómo estimular la autonomía de las personas dependientes a través de Protocolos Básicos de Apoyo y Ayuda en las Actividades de la Vida Diaria entre otras cosas.

En cuanto al bloque emocional, ha girado en torno a la sobrecarga que experimentan las personas cuidadoras y cómo ésta afecta a su salud física y emocional, a las relaciones sociales y familiares, a la situación económica y al tiempo libre de la persona que cuida. Ante esta sobrecarga es necesario aprender a gestionar sentimientos y prevenir situaciones que agravan la problemática.

A lo largo del desarrollo del curso se ha ido creando un clima de confianza, empatía y ayuda mutua en el que las personas participantes se han sentido como en casa. Ejemplo de ello, en una dinámica adaptada a la pandemia en la que se intercambiaron corazones de papel con cualidades positivas como forma de “regalar abrazos”, finalmente éstos traspasaron los límites del papel.

Cada persona ha podido sacar sus propias conclusiones a cerca de lo aprendido en la formación que se ha plasmado en un mural final: mejora en los cuidados, importancia de cuidarse para poder cuidar, creencia en una misma, seguridad, confianza, superación de miedos, desconexión, positivismo y diversión.

En definitiva, el curso ha supuesto un tiempo de respiro emocional en la ardua tarea que supone el cuidado a una persona dependiente las 24 horas todos los días del año.

Desde la Asociación sólo queda agradecer la entrega y cariño a las personas participantes: hijas, hijos, madres, esposas y hermanas que saben cuidar y ahora también SE CUIDAN.

Puedes ver más fotos sobre este curso en nuestra galería de imágenes o acceder directamente haciendo click sobre el enlace que aparece al margen izquierdo de estas líneas.