• Diario Digital | Martes, 11 de Diciembre de 2018
  • Actualizado 16:39

Teruel existe y Mensajeros de la Paz Extremadura, también

Ejemplo de productividad social. Mensajeros de la Paz, realidad extremeña

Teruel existe y Mensajeros de la Paz Extremadura, también

Cuando se habla de cifras, estadísticas y datos macro-económicos, solemos pensar en empresas de diferentes sectores económicos que generan beneficios de la venta de sus productos y el número de personas empleadas en ellas.

Quien más produce, vende, genera riqueza y puestos de trabajo, suele ser el abanderado de su entorno geográfico, provincial, autonómico, nacional, internacional, mundial.

La inmensa mayoría de los titulares van buscando dar protagonismo a este tipo de empresa. Todo esto es lógico y forma parte de las noticias de actualidad en cada momento.

Mensajeros de La Paz Extremadura, quiere reivindicar su puesto, su situación y que salga a la luz una gran realidad social eclipsada por aspectos como el mencionado.

Si hubiese que asignar un titular quizá el más apropiado sería “Mensajeros de la Paz, una realidad extremeña y ejemplo de productividad social". 

Mensajeros de La Paz Extremadura, no vende, no importa, no exporta, no está en bolsa, no dispone de edificios lujosos donde figura su sede, no tiene ejecutivos encorbatados y maqueados para vender la imagen de la empresa. Pero, por el contrario, podemos decir con todo orgullo que… vendemos la ilusión de nuestro trabajo para conseguir recursos económicos que nos ayuden a realizar nuestra labor del día a día.

Importamos iniciativas y voluntarios que deseen colaborar con nosotros.

Exportamos nuestra labor, dedicación, trabajo y ayuda a diferentes y recónditos lugares de nuestro planeta, ayudando a niños, ancianos y familias, entre otros colectivos, para hacer su vida más feliz y ayudando a crear proyectos de vida, partiendo de la nada.

No estamos en bolsa, pero de nuestros centros salen todos los días miles de bolsas de alimentos, libros, juguetes, entre otros artículos de primera necesidad, siendo invertidos en acciones sociales de máxima prioridad.

Nuestras sedes no son lujosas y ostentosas, pero para nosotros son las más bonitas del mundo. Nuestros ejecutivos se llaman "profesionales" y no les hacen falta corbatas. Su propia personalidad y saber hacer, es más que suficiente para hacerse respetar y representar dignamente a nuestra entidad.

Pero si alguien tiene duda os puedo decir que “sí nos ponemos corbata” y nos la ponemos con respeto a los protocolos sociales a los que acudimos, y por desgracia en muchas ocasiones, por aportar todo el respeto a niños y niñas, hombres y mujeres que han perdido su vida dando nuestro más cariñoso adiós.

Hablemos de realidades

Según el Instituto de Estadística de Extremadura, la región cuenta con aproximadamente 31649 empresas, de ese total solo existen unas 36 empresas con un rango de trabajadores de 250 a 500. Ahora hemos de sacar pecho, alzar la cabeza, liarnos la corbata a la cabeza, poner nuestros brazos en jarra y decimos…. Mensajeros de la Paz Extremdura da empleo a más de 290 trabajadores. Más del 10% de los trabajadores del conjunto de todas las asociaciones de la región (un total de 2721 trabajadores entre Cáceres y Badajoz) son trabajadores de Mensajeros de La Paz Extremadura.

¡Ahí queda eso! Una realidad social productiva que alza su voz y pide que se nos tenga en consideración al igual que se tiene en consideración y se mima a las suntuosas empresas que cotizan en bolsa.