Mensajeros de la paz Extremadura

  • Diario Digital | jueves, 17 de octubre de 2019
  • Actualizado 02:03

No hay palabras para agradecer vuestra dedicación

No hay palabras para agradecer vuestra dedicación

Hace unos días murió nuestro padre. Por circunstancias de la vida, pasó sus últimos dos años, junto con nuestra madre, en la residencia de mayores Las Eras, de Hernán Pérez. Nunca pensamos que tendríamos que dar ese paso, el tener que separarlos de su entorno y de sus hijos, pero a veces las circunstancias son más poderosas que los sentimientos.

La decisión fue difícil pero creemos que, el que el azar nos llevara a esta residencia de mayores, fue todo un acierto.

Se ha sentido cuidado, pero lo más importante, querido.

Hay trabajos que deberían respetarse por encima de otros y, lo que el equipo de estos profesionales transmiten a los residentes no puede ser considerado trabajo, debe ser algo más. Lo difícil que es estar con los mayores por las circunstancias que les rodean y lo fácil que parece en sus manos.

Gracias a todas y todos, los que estáis y los que estuvisteis,  por cada sonrisa, cada gesto, cada broma, cada cucharada, cada vez que os dabais prisa en acostarlo porque era lo que más demandaba, cada pañal cambiado y cada momento compartido.

No hay palabras para agradeceros vuestra dedicación.

Imaginamos que el karma os lo devolverá, estamos seguros.

Hermanos Pérez Mateos