• Diario Digital | Martes, 11 de Diciembre de 2018
  • Actualizado 16:31

Plena Inclusión imparte una charla sobre discapacidad y adicciones

Técnicas de la federación trataron con usuarios y profesionales del Centro Ocupacional de Moraleja la cuestión de las adicciones en personas con discapacidad: cómo tratar el problema para hacerle frente y encontrar la solución

Charla de Plena Inclusión sobre adicciones para personas con discapacidad intelectual
Charla de Plena Inclusión sobre adicciones para personas con discapacidad intelectual
Plena Inclusión imparte una charla sobre discapacidad y adicciones

El día 9 de octubre tuvo lugar en el Centro de Día de Atención a Conductas Adictivas de Extremadura –gestionado por Mensajeros de la Paz– una charla sobre adicciones en personas con discapacidad impartida por técnicas de Plena Inclusión y destinada a profesionales y usuarios del Centro Ocupacional de Moraleja.

Hasta Moraleja viajaron Inmaculada Rodríguez Carrasco, técnica de Plena Inclusión y responsable del programa de exclusión social y adicciones, que acompañaba a las dos ponentes de la charla, María Castro, miembro de Aspaimba y Maribel Cáceres, miembro de Plena Inclusión Montijo.  La charla impartida este martes reunía la peculiaridad de que sus ponentes son también personas con discapacidad intelectual.

Los especialistas saben cómo tratar a personas con problemas de adicción y a personas con discapacidad intelectual, pero la solución es más complicada cuando ambas características –discapacidad y adicción– concurren en un mismo individuo.

Mensajeros de la Paz Extremadura “lleva cerca de diez años trabajando con personas con discapacidad que padecen algún tipo de adicción”, declaró Mercedes Murias, presidenta de la asociación, durante la reunión en Moraleja. La eficacia de la labor desarrollada por la oenegé extremeña se ha visto reforzada por contar, en una misma localidad, “con la comunidad terapéutica de Rozacorderos, el centro de día de atención a conductas adictivas, el piso tutelado y el centro ocupacional”, señaló la presidenta.

La formación para el tratamiento de adicciones en personas con discapacidad “es una formación transversal que venimos desarrollando en Mensajeros de la Paz Extremadura”, declaró Murias. Es un hecho, añadió que “las personas con discapacidad intelectual no se sienten integradas en las comunidades terapéuticas y es nuestra responsabilidad ser capaces de dar una respuesta adecuada a sus necesidades que bien puede ser a través de los talleres ocupacionales, acompañamiento continuado o formación complementaria, entre otras estrategias”.

A lo largo de tres años sucesivos en la asociación se ha ido desarrollando un curso sobre pluripatologías, que hacen concurrir en un mismo individuo la adicción, la discapacidad y, en muchas ocasiones y derivada del consumo de psicotrópicos, la enfermedad mental.

El objetivo de Plena Inclusión con estas charlas formativas es “formar a los equipo técnicos de las asociaciones que trabajan con personas con discapacidad y las acompañan mientras están en proceso de desintoxicación o abandonando sus conductas adictivas”.

“Los distintos colectivos que trabajamos para las personas con discapacidad perseguimos objetivos comunes por lo que los beneficios del trabajo en red se multiplican”, declaró la presidenta. Mercedes Murias considera que la charla celebrada en el Centro de Día “suma esfuerzos compartidos”.  Esta consideración es compartida plenamente por Inmaculada Rodríguez, quién también declaró que “todas las asociaciones perseguimos un mismo objetivo y caminando juntos es más fácil su logro”. 

Para Inmaculada Rodríguez Carrasco, el trabajo desarrollado por Mensajeros de la Paz Extremadura es “una labor muy necesaria y muy grande que lleváis realizando desde hace muchísimos años” “Esta larga experiencia –añadió–  avala vuestra calidad de trabajo y vuestra eficiencia y eficacia a la hora de trabajar con personas con discapacidad, que además tienen distintas problemáticas”.

La charla del Centro de Día es la quinta conferencia impartida por Plena Inclusión en el marco de su convenio con FEAPS, la Confederación Española de Organizaciones en favor de las Personas con Discapacidad Intelectual.