Mensajeros de la paz Extremadura

  • Diario Digital | Domingo, 21 de Abril de 2019
  • Actualizado 12:16

La comunidad terapéutica Rozacorderos visita Granadilla

Los 18 residentes acompañados del equipo profesional al completo viajaron el pasado 18 de enero a la localidad extremeña de Grandilla. Quiso la suerte, además, regalar a nuestros pacientes y profesionales un campo lleno de venados

Foto de familia en la excursión a Granadilla
Foto de familia en la excursión a Granadilla
La comunidad terapéutica Rozacorderos visita Granadilla

Muchos son los que se acercan hasta Granadilla para conocer el pueblo aislado por el pantano de Gabriel y Galán. Pero no todos tienen la enorme suerte de ver sus campos repletos de venados. Esta fue la imagen que pudieron disfrutar los 18 pacientes de la Comunidad Terapéutica Rozacorderos que el La familia Rozacorderos visita Granadilla 01019 (1)pasado viernes, 18 de enero, pasaron el día en el pueblo de Granadilla. Con ellos viajaron hasta este destino tan singular el equipo profesional encargado de su rehabilitación.

La salida, incluida en el programa de ocio y tiempo libre de la Comunidad Terapéutica, incluyó un pic-nic campestre. Esta es la segunda excursión del año que realiza la Comunidad gestionada por Mensajeros de la Paz Extremadura. Con anterioridad viajaron al extranjero para conocer en Portugal, el pueblo de Monsanto y el Parque Natural de Peña García, famoso por sus fósiles y antiguos molinos de agua.

Volviendo al último destino programado para los pacientes de la Comunidad Terapéutica Rozacorderos, Granadilla según describe wikipedia, es una antigua villa amurallada de origen feudal en el noroeste de la provincia de Cáceres. Desde 1960, cuando fue ocupada por el Estado, pertenece al municipio de Zarza de Granadilla. Anteriormente fue un importante pueblo, capital de la comarca conocida como Tierras de Granadilla y cabeza de partido judicial. Fue desalojada a mediados del siglo XX, al transformarse en zona inundable debido a la construcción del embalse de Gabriel y Galán. A día de hoy permanece bajo esa catalogación de forma oficial, a pesar de que en ningún momento el pueblo ha llegado a estar inundado, ni siquiera con el embalse lleno. En 1980 la villa fue declarada Conjunto histórico-artístico y, cuatro años después, en 1984, elegida para su inclusión en el Programa de Recuperación de Pueblos Abandonados. Así cada año viajan hasta Granadilla procedentes de muy diversos puntos de España grupos de estudiantes para trabajar de forma altruista en los talleres que se realizan para recuperar todas las viviendas, edificios y viales del pueblo.

La familia Rozacorderos visita Granadilla 01019 (4)