Mensajeros de la paz Extremadura

  • Diario Digital | lunes, 18 de noviembre de 2019
  • Actualizado 16:14

La Comunidad Terapéutica celebra un taller para la prevención del suicidio

El 10 de septiembre es el Día Mundial para la Prevención del Suicidio, una fecha instaurada en 2003 por la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio, que cuenta con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud. En este contexto los pacientes de Rozacorderos participado en un taller en el que se ha tratado el tema y se ha querido también derribar falsos mitos en torno a esta decisión
Razones para vivir, mural realizado en la Comunidad Terapéutica Rozacorderos
Razones para vivir, mural realizado en la Comunidad Terapéutica Rozacorderos
La Comunidad Terapéutica celebra un taller para la prevención del suicidio

La Comunidad Terapéutica Rozacorderos, gestionada por Mensajeros de la Paz Extremadura desde su creación por parte de la Junta de Extremadura, ha celebrado este martes 10 de septiembre, un taller bajo el nombre “Razones para vivir”. Esta actividad grupal se enmarca en los actos organizados por distintas instituciones para concienciar sobre este problema aprovechando para ello la celebración del Día Mundial para la Prevención del Suicidio.

Esta fecha se viene conmemorando en numerosos países desde 2003, año en el que fue creada por la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio, y que cuenta con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud.

ROZACORDEROS Taller Razones para vivir 1009019 (3)Según datos facilitados por el vicepresidente regional y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, en el mundo se suicidan cada año 800.000 personas. En Europa la media es de 13,9 suicidios por cada cien mil habitantes, En España 7,9 y en Extremadura 7,1. O lo que es lo mismo, cada 4 días y medio una persona se suicida en la región. José María Vergeles, ha destacado que es una causa prevenible de muerte ya que “en la mayoría de los casos hay signos de alarma ante una ideación suicida”. De ahí que el III Plan Integral de Salud Mental contemplara tres objetivos de prevención del suicidio y la puesta en marcha del I Plan de Prevención para el abordaje de estas conductas.

Porque como ha declarado el vicepresidente a los medios de comunicación “por cada persona que se quita la vida hay 20 que lo intentan”.

La Comunidad Terapéutica Rozacorderos se ha sumado a la iniciativa propuesta por la Dirección General de Drogodependencias, dependiente de la Dirección General de Salud Pública, con la organización de un taller sobre las múltiples razones que existen para vivir.

En este taller han participado los 18 residentes que en la actualidad viven en la Comunidad Terapéutica gestionada por Mensajeros de la Paz Extremadura en Moraleja. Durante dos horas, los participantes, bajo la dirección de Ana Chaparro, hablaron sobre las consecuencias de actos suicidas, los mitos y leyendas que rodean el suicidio y se expusieron también casos próximos a ellos mismos. Los participantes recibieron durante el taller pautas para enfrentar posibles tendencias suicidas. El taller finalizó con la creación de un mural llamado “Razones para vivir”. Dentro de un corazón naranja, color oficial del Día Mundial, fueron incorporando cada uno de ellos distintas razones por las que, aún en circunstancias difíciles, siempre se puede decir, como James Stewart: “Qué bello es vivir”.