Mensajeros de la paz Extremadura

  • Diario Digital | Domingo, 21 de Abril de 2019
  • Actualizado 12:26

Vuelven los Viernes Divertidos a Las Abadías

Actividades formativas basadas en las manualidades que complementan el proyecto educativo del aula en el centro infantil gestionado por Mensajeros de la Paz Extremadura en Mérida

Viernes divertidos en Las Abadías
Viernes divertidos en Las Abadías
Vuelven los Viernes Divertidos a Las Abadías

Con febrero ha regresado a Las Abadías el programa Los Viernes Divertidos, sesiones de noventa minutos de duración en las que mediante el empleo de las manualidades se desarrollan distintos aspectos educativos.

Los Viernes Divertidos son una serie de talleres que complementan en su método y contenido el proyecto educativo diseñado por Mensajeros de la Paz Extremadura para el colegio de educación infantil que gestiona en Mérida.

Suelo de papel fue el nombre de la primera sesión en la que periódicos y revistas viejas fueron los grandes protagonistas de la jornada inaugural. El día 8, los estudiantes aprenderán la técnica del soplado utilizando para ello las pajitas de plástico con las que toman sus refrescos. Durante el taller los artistas realizarán un mural creativo para alegrar el aula.

Tras la algarabía de las dos primeras sesiones, los estudiantes participarán, el viernes 15 de febrero, en un taller de yoga con el que aprenderán técnicas de relajación acordes con su edad de desarrollo. Los Viernes Divertidos de febrero terminarán el día 22 con la preparación de las máscaras de carnaval. Los participantes realizarán un mural y colorearán multitud de caretas y antifaces con las que decorar para la ocasión el colegio.

Viernes divertidos en Las Abadías (1)

Las citas creativas de los viernes han sido diseñadas para las aulas de Ranas y Osos, con edades comprendidas entre el primer y tercer año. El equipo responsable del centro busca con los Viernes Divertidos media docena de objetivos específicos, entre los que se encuentra: fomento de los valores esenciales de la familia, favorecer la motricidad fina, utilización del propio cuerpo como medio de expresión al tiempo que se inicia a los pequeños en el control del movimiento y la práctica de la relajación, el valor del trabajo en equipo, la estimulación del contacto con la naturaleza y propiciar y reforzar el respeto al medio ambiente.

Los Viernes Divertidos persiguen también, según cuenta a este diario Raquel Saavedra, responsable del CEI Las Abadías, “reforzar contenidos educativos como por ejemplo: el reconocimiento de colores, los números o las formas”. “Los niños se lo pasan tan bien realizándolas que ni se enteran que están aprendiendo una serie de conceptos de manera entretenida”. No es menos importante para la responsable que los niños aprendan “el valor de la reutilización de materiales cuando incorporamos objetos desechados y les damos un nuevo uso”.