Mensajeros de la paz Extremadura

  • Diario Digital | lunes, 18 de noviembre de 2019
  • Actualizado 09:23

Manualidades y Mindfulness para terminar la semana

Los Jueves Artísticos y los Viernes Divertidos continúan con su programación. La pasada semana el otoño continuó esparciéndose por aulas y pasillos y los jovencísimos estudiantes se introdujeron en las técnicas de la conciencia plena
Los artistas de Las Abadías en plena acción
Los artistas de Las Abadías en plena acción
Manualidades y Mindfulness para terminar la semana

El Centro de Educación Infantil Las Abadías, gestionado por Mensajeros de la Paz Extremadura en Mérida, continúa con su completo programa de actividades diseñado para el crecimiento personal de los más pequeños de la casa.

El otoño es el gran protagonista del mes de octubre en el centro emeritense. Pero no el único.

Si la pasada semana familias e hijos decoraron con hojas otoñales las instalaciones del centro, esta semana los pequeños alumnos continúan con sus tareas de diseñadores de interiores. El rodillo ha sido la nueva herramienta que han comenzado a dominar con sus manitas. De nuevo, tras las actividades divertidas se esconde la práctica de la psicomotricidad fina. Las técnicas de educación infantil ayudaron a sus alumnos a manejar las herramientas y pintaron con ellos nuevas hojas y murales para continuar con la decoración del centro.

Tras la exhibición de arte del jueves, el viernes llegó con más novedades.

Sesión de mindfulness en Las Abadías

El mindfulness ha sido el gran protagonista. Esta técnica, muy en boga en los últimos años, supone la conciencia plena de la persona que la practica. Según declara a este diario María Escudero, directora de Las Abadías, “pretendemos lograr que su capacidad de asombro no caduque nunca así como tampoco caduque su interés por conectar con el exterior desde un interior más relajado, receptivo y confiado”. En su opinión, el mindfulness permite a los niños “focalizar mucho mejor su atención hacia determinados estímulos y esto ayudará a potenciar su concentración”. En opinión de la directora, esta primera experiencia “salió genial. Los niños estuvieron muy atentos a las explicaciones de sus tutoras al tiempo que consiguieron relajarse y concentrarse”.