Mensajeros de la paz Extremadura

  • Diario Digital | viernes, 06 de diciembre de 2019
  • Actualizado 14:09

Un viaje en el tiempo

Residentes en Nuñomoral disfrutan en Cáceres del reputado mercado de las Tres Culturas. La gastronomía, la ambientación y las calles engalanadas de la ciudad antigua dejan impresionados a los viajeros. Disfruta en tu diario del álbum de imágenes
El grupo de viajeros en el Mercado de las Tres Culturas
El grupo de viajeros en el Mercado de las Tres Culturas
Un viaje en el tiempo

La ciudad de Cáceres ofrece al viajero el tercer casco medieval mejor conservado del mundo. Si a sus piedras añades pendones, estandartes y banderolas con dragones y águilas el resultado es un escenario cinematográfico sin par.

A mediados de mes la ciudad ha organizado una nueva edición de su afamado Mercado de las Tres Culturas, una cita anual imprescindible que aúna en su oferta artesanía, música, gastronomía y espectáculos teatralizados que animan las emblemáticas calles de la ciudad.

La plaza de Santa María, la de San Jorge, la plaza de las Veletas y la de San Juan cobijaron entre sus casonas y palacetes una oferta completa de ocio y comercio.

Como no podía ser de otra forma, desde el Centro Residencial y Familiar de Nuñomoral sus responsables organizaron una excursión para el disfrute y deleite de sus residentes. Nada quedó sin retener por sus cinco sentidos: Para su olfato fue un placer disfrutar con el buen aroma que desprendían las grandes parrillas y perolas o los dulces medievales y para su vista, qué mejor que contemplar en primera fila una autentica batalla guerrera con temibles espadas de madera como armas mortíferas. La calidad de los disfraces logró transportar al grupo a la Edad Media porque, salvo dos de los viajeros, ésta era la primera ocasión que los viajeros hurdanos visitaban el Mercado de las Tres Culturas.

Pero por si fuera poco este gran despliegue medieval, el grupo aprovechó la visita a la capital cacereña para visitar en la Fundación Mercedes Calle la exposición “Instantes decisivos” que reúne obras de autores capitales para la historia universal de la fotografía como Robert Capa, Cartier Bresson, Cristina García Rodero, García Alix, Ouka Leele Man-Ray o Robert Doisneau, entre otros.

Tras una apretada jornada llena de cultura en Cáceres, los excursionistas aún tuvieron tiempo para tomar un café en La Isla placentina antes de regresar al centro residencial gestionado por Mensajeros de la Paz Extremadura en Nuñomoral.