Mensajeros de la paz Extremadura

  • Diario Digital | viernes, 06 de diciembre de 2019
  • Actualizado 13:28

Una ruta en 4x4 por el campo acebano

De Las Hurdes a La Sierra de Gata. Este ha sido el camino recorrido por cinco residentes y su educador en el Centro Familiar de Nuñomoral para disfrutar de rutas adaptadas que les han permitido conocer parajes únicos como los que esconde entre sus faldas el monte Jálama
Una mañana de campo en Acebo
Una mañana de campo en Acebo
Una ruta en 4x4 por el campo acebano

La actividad que desarrolla el Centro Residencial y Familiar de Nuñomoral cada fin de semana es sorprendente. Ni las bajas temperaturas otoñales ni las elevadas temperaturas estivales logran truncar sus planes. Este último fin de semana, cinco residentes acompañados de un educador del centro hurdano han disfrutado de rutas adaptadas a bordo de un todoterreno 4x4 con la empresa inclusiva Sierra de Gata 4x4.

El destino les ha llevado hasta la afamada localidad serragatina de Acebo donde han podido disfrutar de las vistas que se contemplan desde la presa de Las Monjas sobre el río Rivera de Acebo y recrearse con Jevero. Una ruta ésta que ha combinado el paseo rodado con el senderismo, siempre saludable, y el mejor remedio para abrir de par en par el apetito.

El alcalde de Acebo con los excursionistas de Nuñomoral

Tras la visita guiada por los alrededores de la localidad, el grupo conoció en Acebo a su alcalde, Javier Alviz, que compartió con ellos un refrigerio a base de tortilla, alitas de pollo y croquetas. Educadores y residentes explicaron a Alviz el funcionamiento de centro residencial y familiar gestionado por Mensajeros de la Paz Extremadura en Nuñomoral.

A pesar de lo desapacible del día, el grupo de excursionistas no se amedrentó y disfrutó de una mañana otoñal de campo en Sierra de Gata.

Cabe recordar que Mensajeros de la Paz Extremadura está tomando parte, un año más, de las actividades culturales propuestas por la Junta de Extremadura a través de su programa promocional “Sierra de Gata. El Otoño. Échate a soñar”.