Mensajeros de la Paz Extremadura

  • Diario Digital | domingo, 16 de febrero de 2020
  • Actualizado 23:17

Un domingo de museo en Casar de Palomero

Residentes de Nuñomoral viajan hasta esta localidad de la comarca de Tierras de Granadilla para pasar un domingo conociendo de cerca la cultura del olivar. Su destino, en esta ocasión, fue el Centro de Interpretación del Olivo creado para difundir la cultura oleícola en la antigua almazara de la señorita Rosario
En el Centro de Interpretación del Olivo de Casar de Palomero
En el Centro de Interpretación del Olivo de Casar de Palomero
Un domingo de museo en Casar de Palomero

En el paraje conocido como El Lavadero se encuentra el antiguo lagar de la señorita Rosario, tal como cuenta la web del ayuntamiento de la localidad, donde ha sido abierto el museo local del olivo. Su objetivo último es el de “recrear el ambiente histórico, buscando revelar al público el cómo, qué y porqué de los elementos expuestos”. El museo ha sido concebido como centro de interpretación para disfrute de la población en general aunque sus responsables confiesan que prestan especial atención “a las visitas de personas que por su procedencia o circunstancias personales desconocen o no han tenido relación con la actividad recreada”.

Uno de los objetivos principales del centro de interpretación de Casar de Palomero es “lograr aumentar la sensibilización del público, revelando y explicando el papel y el significado del patrimonio histórico mediante su interpretación contemporánea, y hacer más eficaz su conservación”.

Los excursionistas y su educador prestaron mucha atención en la antigua almazara a las explicaciones dadas para conocer la vida de la aceituna desde que nace en el árbol hasta que se transforma en oro líquido.

Ermita de la Cruz Bendita en Casar de Palomero

Antes de regresar puntuales al Centro Residencial y Familiar gestionado por Mensajeros de la Paz Extremadura en Nuñomoral, los excursionistas recorrieron a conciencia la localidad y ahora conocen a fondo todos los rincones de Casar de Palomero entre los que destacan la ermita de la Cruz Bendita construida sobre una antigua sinagoga. También son del siglo XVIII la iglesia del Espíritu Santo y de la Inmaculada Concepción. En Casar de Palomero se puede conocer también la casa donde pernoctó el rey Alfonso XIII en su visita a Las Hurdes en 1922.

Los excursionistas regresaron a Nuñomoral cargados de dulces navideños, regalos de la señora Puri, responsable del bar "El Puro", de quien los residentes destacan su extremada amabilidad y gran generosidad.