Mensajeros de la Paz Extremadura

  • Diario Digital | martes, 28 de junio de 2022
  • Actualizado 09:49

El CRF de Nuñomoral en JATO

Los chicos y chicas con diversidad funcional del Centro Residencial y Familiar de Nuñomoral han participado en el encuentro de oportunidades en el Medio Rural, JATO, celebrado en la provincia de Cáceres
El CRF de Nuñomoral en JATO

El sábado 4 de junio, siete chicos y chicas con discapacidad y una monitora del Centro Residencial y Familiar de Nuñomoral, asistieron a Cáceres con motivo de participar en el encuentro de Oportunidades en el Medio Rural de la Provincia de Cáceres: JATO.

Desde el CRF se explica a los usuarios y usuarios de qué se trata, ya que es la primera edición celebrada en Cáceres. La palabra “jato”, tiene el siguiente significado: “bolsa de tela que se prepara con ropa y comida para irse unos días de casa”. Es decir, hace referencia a preparar “todo lo imprescindible” para salir de casa y pasar uno o varios días fuera. Han pretendido jugar con este significado y hacer alusión a la finalidad de este encuentro, con la palabra “jato” y su significado “hacer las maletas” para desplazarse desde los pueblos a la capital de provincia, Cáceres, y brindar a sus visitantes y ciudadanos “lo mejor que hay en la provincia” y hacer ver todos los tesoros que esconde, como forma de vida o posibilidades de ocio y de negocio.

En definitiva, Jato defiende que Cáceres es una provincia en la que se apuesta por la prosperidad de las personas y se ofrece alternativas para vivir y convivir y construir un futuro familiar, personal y laboral, en cualquiera de sus rincones.

Los usuarios y usuarias del CRF de Nuñomoral efectuaron llegada a Cáceres a las 10.30 horas, donde rápido se bajaron de la furgoneta para recorrer las calles de la ciudad, esta vez ambientadas de manera rural donde disfrutaron de numerosos espectáculos: la actuación del grupo de Folklore de Cáceres “El Redoble”, la escuela de tamborileros de Mesegal y la actuación  “el paleo” del maravilloso grupo de alumnos del Colegio de “Los Ángeles” de Caminomorisco.

Después de tomarse un refrigerio por el centro de Cáceres, vistaron los diversos stand de las comarcas cacereñas. Se destaca y se pretende hacer una especial mención a las personas encargadas del stand de las Hurdes, concretamente a Eva y Mª Ángeles por su magnífico trato y generosidad con los chicos y chicas del centro. Hicieron posible la degustación de los típicos productos hurdanos como las perronillas, la morcilla, etc. Todos quedaron muy agradecidos.

A la hora de comer, caminaron hacia el Parque Príncipe donde comieron un rico bocadillo de tortilla con refresco para continuar con la tarde. Durante la comida, una sorpresa abordó al grupo, casualmente un  familiar de uno de los usuarios pasaba por el lugar. José Antonio se reunió con su hermano Miguel de manera improvisada y resultó ser un encuentro muy emocionante.

Sobre las 17.00 salieron de Caceres para regresar a Nuñomoral, durante el viaje descansaron en el restaurante “El Gallo” en Casar de Cáceres donde aprovecharon para tomarse un rico café.

A las 20.00 horas regresaron al centro para compartir la aventura con el resto de compañeros.

Puedes ver más fotos de la actividad haciendo click en el enlace que aparece al margen izquierdo de estas líneas.