• Diario Digital | Lunes, 15 de Octubre de 2018
  • Actualizado 16:03

El arte de la integración sobre las tablas

El grupo folclórico tradicional Jóvenes Extremos cuenta entre sus miembros con varios danzantes de nuestro Centro Ocupacional. Jesica, Ana María, Marta, Juli, Carlos y Raquel dan lo mejor de ellos mismos y logran con sus actuaciones emocionar al público que asiste a sus espectáculos

Clara Blanco entre Ana María y Raquel con el resto de usuarios del Centro Ocupacional
Clara Blanco entre Ana María y Raquel con el resto de usuarios del Centro Ocupacional
El arte de la integración sobre las tablas

Hace nueve años la moralejana Clara Blanco fundó el grupo de folclore Jóvenes Extremeños. Ella practica el baile tradicional desde los nueve años y, tras ser profesora de folclore en la Universidad Popular decidió, hace nueve años, crear su propia escuela.

Con Clara Blanco aprenden las tradiciones extremeñas y realizan exhibiciones entre 30 y 35 bailarines con edades comprendidas entre los cuatro y los setenta años. Entre ellos se encuentran Jesica Mateos, Ana María González, Marta González, Julián Bodón, Carlos Fernández y Raquel Sánchez, usuarios del Centro Ocupacional de Moraleja, gestionado por Mensajeros de la Paz Extremadura.

La primera usuaria del Centro Ocupacional que se sumó al grupo Jóvenes Extremeños fue Jesica Mateos. Desde hace un año Jesica reside en Irún, pero la distancia no ha sido ningún problema para continuar ensayando  con sus compañeros cada vez que regresa a Moraleja.  “Jesica, nos cuenta Clara Blanco, fue la primera que entró en el grupo con apenas ocho años; desde muy niña Jésica ha amado el folclore”. “Es extremadamente educada, y tiene una enorme facilidad para aprender e interiorizar cualquier nuevo paso”. De hecho, para esta última actuación en Ceclavín, “grabamos nuestros ensayos y se los enviamos a Jesica por whatsapp”.

Ana María González Naveiro se unió a Jóvenes Extremeños hace ahora cinco años. “Ana María –Clara Blanco con los usuarios y usuarias del Centro Ocupacional y otros miembros de Jovenes Extremeñosdeclara Clara Blanco— es una chica muy, muy buena con una actitud muy positiva hacia el baile”, destaca su profesora.

En 2015 se sumó al grupo Raquel Sánchez “una luchadora nata, en palabras de su profesora de folclore,  y logra sacar canciones que a nosotros nos resultan realmente difíciles”. Además Raquel  “es súper educada”.

Hace un año se sumaron a Jóvenes Extremeños cuatro usuarios más del Centro Ocupacional. Marta González es, según su profesora de folclore “una bellísima persona y pone su mayor empeño en dar lo mejor de ella en cada baile, aunque le cueste, no ceja en su empeño”.

Julián Bodón también lleva un año bajo las dirección de Clara Blanco en Jóvenes Extremeños. Para ella “Juli es un cielo y un gran luchador que todo lo intenta y lo vuelve a intentar hasta que consigue dar lo mejor de él mismo”. 

Carlos Fernández, “se emplea al cien por cien y en su caso tiene mucho mérito porque tiene cierto miedo escénico que en cada actuación logra superar”.

Trabajo cooperativo

Clara Blanco se ha empeñado desde el minuto uno en “lograr una integración total de las personas con discapacidad en el mundo del folclore en general porque en lo que se refiere al propio grupo Jóvenes Extremeños los integrantes del Centro Ocupacional de Mensajeros de la Paz Extremadura están Intergracion con arte sobre las tablas en el II Festival Folclorico de Ceclavincompletamente integrados”.

La profesora moralejana siempre ha tenido muy clara “la importancia de fomentar la cooperación en el aprendizaje del baile y que todos se ayuden mutuamente para mejorar”.

Jóvenes Extremeños actuó el día 6 de octubre en el II Festival de Folclore de Ceclavín interpretando dos canciones de Montehermoso al ritmo de la flauta y el tamboríl. Además de su actuación sobre el escenario nuestros usuarios participaron en el pasacalles previo al festival que alegró las calles de la localidad. Panderas, tambores y botellas de anís para recrear los sonidos originales de la música popular.

El Día del Pilar, Jóvenes Extremeños actuarán en la casa de la cultura de Moraleja, dentro de las actividades organizadas en el marco de la edición anual de la concentración de autocaravanas.

En esta ocasión no será el baile sino las costumbres extremeñas llevadas al teatro. Un buen plan para comenzar a disfrutar del puente de octubre.