Mensajeros de la paz Extremadura

  • Diario Digital | lunes, 18 de noviembre de 2019
  • Actualizado 10:12

Llegan a Alguijuela sus primeros seis moradores

Se trata de personas mayores dependientes vecinos de Torremayor. Cuatro mujeres y dos hombres, entre los que se encuentra un matrimonio. Con ellos estará un equipo formado por catorce profesionales especializados en el cuidado y atención de personas necesitadas de apoyos en las actividades básicas de la vida diaria
Mercedes Murias, Manuel Estribio y Sandra Galván reciben a los primeros moradores de Alguijuela
Mercedes Murias, Manuel Estribio y Sandra Galván reciben a los primeros moradores de Alguijuela
Llegan a Alguijuela sus primeros seis moradores

Alguijuela abre sus puertas con un equipo profesional especializado formado por trece trabajadores bajo la dirección de Sandra Galván, trabajadora social.  “Nuestra política de contratación siempre fomenta, en primer lugar, la preparación de los profesionales y, en segundo lugar, la proximidad de su domicilio con el centro de trabajo”, declara Mercedes Murias, presidenta de Mensajeros de la Paz Extremadura. “Somos conscientes de la responsabilidad social de una organización como la nuestra y tenemos claro que es nuestra obligación anteponer el bienestar de las personas si queremos contribuir al desarrollo social de Extremadura”, añade.

Mercedes Murias con parte del equipo de Mensajeros de la Paz Extremadura en Torremayor

El equipo inicial de Alguijuela está formado por 14 trabajadoras, --diez de ellas vecinas de Torremayor--. Por especialidades, seis profesionales son gerocultoras, dos cocineras y dos de limpieza, además de enfermera, fisioterapeuta, terapeuta ocupacional y trabajadora social.

Alguijuela cuenta con un total de 72 plazas, 42 en residencia y 30 en centro de día.

La residencia municipal de mayores de Torremayor es un edificio de nueva creación con una superficie construida de 2434 metros cuadrados, aproximadamente. Entre los servicios disponibles en la nueva residencia de Torremayor se encuentran servicios asistenciales, de envejecimiento activo, animación sociocultural, de información y asesoramiento, administración y servicios complementarios, éstos últimos a demanda de los residentes y usuarios del centro de día.

Los seis primeros moradores han sido recibidos por la directora de la residencia y la presidenta de Mensajeros de la Paz Extremadura. Los residentes han sido derivados hasta Alguijuela por los servicios sociales municipales. Ninguno de ellos había estado en una residencia con anterioridad. Los seis son personas dependientes con diferente clasificación según el grado, que oscila entre el 1 y el 3.

TORREMAYOR recibe a sus primeros residentes 0411019 (1)La torremayorense Laura Villareal, de 86 años de edad, ha sido la primera residente en formalizar su ingreso. Ha llegado acompañada de su hija Laura Gonzalo, que nos cuenta que “mi madre ha venido a Alguijuela por decisión propia y está muy contenta, porque estaba muy ilusionada con estrenar la residencia de su pueblo”. “Vivir en la residencia era una conversación frecuente entre mis padres y a él también le hubiera gustado residir aquí”. En la residencia, nos cuenta Laura Gonzalo, “dice mi madre que puede estar con más gente, además podemos visitarla cuando queramos y ella puede venir a vernos cuando lo desee”.

En opinión de Gonzalo, “Alguijuela me ha parecido estupenda, además soy profesional sociosanitario y me ha gustado mucho tanto la residencia como la cantidad de luz natural que recibe”. “Sé que mi madre va a estar estupendamente atendida” concluye.

Sandra Galvan con Luis Felipe Correa y Josefa FernandezEl matrimonio formado por Luis Felipe Correa y Josefa Fernández ha sido la primera pareja en instalarse en Alguijuela. Teresa Fernández, sobrina del matrimonio, comenta sobre el ingreso: “las profesionales les han recibido muy bien y nosotras estamos muy contentas”. “Tanto el recibimiento como todo el interés que han mostrado por ellos ha estado fenomenal, igual que el trato que hemos recibido nosotras, sus sobrinas”. Teresa Fernández añade, “al estar en el pueblo, pueden continuar viviendo en su entorno y esto siempre es mejor”. Además, los trabajadores son gente de Torremayor, que mis tíos conocen, y eso también es de agradecer”. “Todo el equipo se ha portado muy bien, muy profesional y muy cariñoso, que también es importante para nuestra tranquilidad, saber que ellos están arropados”.

En este día de inauguración, Mensajeros de la Paz Extremadura ha recibido al primer matrimonio que residirá en Alguijuela y también a la primera pareja de hermanos, porque antes del ingreso de Luis Felipe Correa y Josefa Férnández, ingresó, acompañado de su sobrina Isabel, Alonso Correa de Santos, hermano del primero.

Juana Crespo durante su ingresoJuana Crespo llegó acompañada de sus hijos Anabel y Carlos. La torremayorense cuenta con 89 años de edad. Para Anabel Tabares, “la residencia está genial, estupendamente y el ingreso ha estado fenomenal porque nos han enseñado todo y nos han explicado el funcionamiento de todas las instalaciones”.

Manuela Petaño en su ingreso en AlguijuelaLa primera mañana de ingresos en Alguijuela la ha concluido Manuela Peñato, que ha llegado a Alguijuela acompañada de sus hijos Pedro y Manuela. Para Manuela Gutiérrez la impresión que en ellos ha causado la residencia “ha sido estupenda, además mi madre es de allí y conoce al personal”. La hija de Manuela añade, “a la hora del ingreso nos hemos sentido muy arropados y todo ha resultado muy bien. Hemos vuelto a casa, mi hermano y yo, muy contentos”.

El procedimiento para la instalación de los residentes en Alguijuela se produce en dos fases: En la primera fase, los expertos de Mensajeros de la Paz Extremadura recaban toda la información sociosanitaria relativa a cada mayor. A continuación, se procede a la acomodación e integración del residente a su nuevo entorno, “con el fin de poder ofrecer una atención integral centrada en el mayor”, apunta Mercedes Murias. En el proceso interviene tanto la dirección como el departamento de enfermería, y por último, las especialistas en gerocultura.

Manuel Estribio, Mercedes Murias y Sandra Galván meriendan con los residentes

En el primer día de Alguijuela ha querido estar recibiendo a sus primeros moradores Manuel Estribio, alcalde de la localidad. También ha estado la trabajadora social municipal.Además, el primer edil, la presidenta de la organización y la directora de la residencia, compartieron la merienda con los primeros residentes. 

Para la puesta en marcha y la apertura de Alguijuela Mensajeros de la Paz Extremadura ha empleado la alta especialización de su equipo de dirección en centros de mayores. En este sentido, cabe recordar que la organización gestiona 724 plazas en residencias de mayores y centros de día de nueve comarcas extremeñas. “Esta experiencia acumulada a lo largo de dos décadas nos permite aplicar protocolos de actuación normalizada en todos nuestros centros, de tal forma que cada inauguración no es una aventura nueva sino una  oportunidad de poner en práctica nuestra larga experiencia en el cuidado de mayores y en su envejecimiento activo”.

Alguijuela debe su nombre a la antigua designación árabe de Torremayor. En 1682, por votación popular, los vecinos deciden cambiar su denominación y optar por Torremayor, debido a la torre que precede la entrada a la localidad pacense.

Con Alguijuela, Mensajeros de la Paz Extremadura suma la gestión de un total de 724 plazas residenciales y en centros de días ubicadas en catorce localidades de las dos provincias extremeñas. Las residencias de mayores gestionadas por la organización están ubicadas en pequeñas localidades de menos de 1000 habitantes. “Realizamos una fuerte apuesta por los servicios en el mundo rural porque consideramos que garantizar a los mayores la posibilidad de vivir sus últimos años en su localidad de origen es una medida fundamental para frenar la despoblación del mundo rural”. Declara Murias.

Mensajeros de la Paz Extremadura gestiona residencias y centros de día de 14 localidades situadas en nueve comarcas extremeñas: Las Hurdes, Sierra de Gata, Trasierra Tierras de Granadilla, La Vera, Valle del Jerte, Campo Arañuelo y Villuercas – Ibores – Jara, en la provincia de Cáceres y en la provincia de Badajoz, Tierra de Barros y ahora también Comarca de Vegas Bajas – Tierra de Mérida.