Mensajeros de la Paz Extremadura

  • Diario Digital | martes, 20 de abril de 2021
  • Actualizado 19:41

Convivencia intergeneracional del Centro de Día Almendralejo y alumnado del CEIP José de Espronceda

Los mayores del Centro de Día de Almendralejo, gestionado por Mensajeros de la Paz Extremadura, y el alumnado de primero de Educación Primaria de CEIP José de Espronceda de la localidad han disfrutado de una convivencia online

CONVIVENCIA INTERGENERACIONAL
CONVIVENCIA INTERGENERACIONAL
Convivencia intergeneracional del Centro de Día Almendralejo y alumnado del CEIP José de Espronceda

Dentro de su programación navideña, el Centro de día Alzheimer Tierra de Barros, ha podido disfrutar de una convivencia intergeneracional online con los alumnos y alumnas de 1º de Primaria del CEIP José de Espronceda de Almendralejo.

Durante la Convivencia, se cantaron villancicos populares y los alumnos y alumnas del colegio prepararon una serie de preguntas para aprender de la sabiduría de los y las mayores, mostrando gran interés en cómo fueron las vivencias de los abuelos y abuelas durante su infancia en Navidad. Los usuarios y usuarias del centro respondieron a las preguntas del alumnado donde explicaron a los pequeños cómo eran las navidades de antaño, qué regalos recibían la noche de Reyes Magos, cuántos familiares se juntaban, qué comían en Nochebuena, Navidad etc. Gregorio, les contó que los niños de su edad sí que recibían carbón cuando se portaban mal, Isabel explicaba otro regalo totalmente desconocido en la actualidad, la cartilla de racionamiento. Antonio recordaba con nostalgia su caballito de cartón… así los niños y niñas fueron escuchando, ensimismados, como si de un cuento navideño se tratara, muchas otras historias que les sirvieron para valorar la importancia de la familia y de la salud por encima de todo, de los regalos y de los bienes materiales, enseñándoles los abuelos y abuelas cómo ellos, durante sus navidades, eran felices con muy poco.

Con esta convivencia, niños y ancianos han podido comprobar cómo las nuevas y viejas generaciones pueden aprender los unos de los otros. El buen resultado de esta actividad ha marcado el inicio de próximas convivencias.