Mensajeros de la Paz Extremadura

  • Diario Digital | domingo, 25 de febrero de 2024
  • Actualizado 00:01

Segundo viaje del padre Ángel a las fronteras de Serbia, Macedonia, Croacia y también a Atenas

El fundador de Mensajeros de la Paz se encuentra supervisando los trabajos de ayuda a los refugiados de su Fundación, que con cocinas ambulantes les reparten comidas calientes, atendiendo a una media de 4.000 personas diarias, en fronteras de Serbia (Belgrado), Macedonia (Preshevo) y Croacia (Tovarnik) así como en Atenas, en colaboración con REMAR.

Segundo viaje del padre Ángel a las fronteras de Serbia, Macedonia, Croacia y también a Atenas
Desde allí ha manifestado: "Es inadmisible que personas que huyen de la guerra, que han hecho un viaje tan largo, se encuentren a la intemperie, techo, ni luz, ni saneamientos... Cada día llegan aquí, a Preshevo, en la frontera de Serbia, Macedonia y Croacia, unas tres mil personas, más de la mitad son menores. Nosotros hacemos lo que podemos, acogerles: darles comida y quitarles un poco el frío que tren en los huesos. Pero es tremendo. No pueden esperar un minuto más. Yo invito a la autoridades políticas, a los obispos, a que vengan aquí a hacer esas reuniones donde todos hablan pero ninguno mueve ficha. Deberían conocer las necesidades que tiene esta gente, que llama a nuestra puerta, huyendo de la guerra, y nadie les escucha, ni les abre."

El padre Ángel que regresa a España en la mañana del martes 20 de octubre, seguirá desde aquí instando a los gobiernos a que aceleren los permisos de paso a Europa de estos refugiados, y añade: "Es una crisis humanitaria que se prolonga desde el mes de agosto. Cientos de españoles se han ofrecido a acoger a estas familias, las ONG tiene preparados albergues para recibirles; hasta en los ayuntamientos hay carteles dándoles la bienvenida. En la Fundación Mensajeros de la Paz tenemos varios centros dispuestos para recibirles en diferentes puntos de España. Por su situación los refugiados sirios están amparados por todos los tratados internacionales, pero a las puertas de Europa solo encuentran alambradas, burocracia y sufrimiento".

Para ampliar la noticia, pulse AQUI