• Diario Digital | Miércoles, 23 de Enero de 2019
  • Actualizado 06:01

Más de 200 trabajadores participan en la cena de Navidad de Mensajeros de la Paz Extremadura

Los 22 centros y programas de la oenegé extremeña acudieron con sus propios tocados, elaborados como cada año para la ocasión. Hubo también el tradicional concurso de postres y el padre Ángel envió un mensaje especial para todo el equipo humano que conforma la asociación, con una mención especial a su presidenta, Mercedes Murias, de la que destacó su gran coraje y tesón. Busca en el periódico de tu asociación el álbum de imágenes de la cena de Navidad creado por Mercedes Martín

Más de 200 trabajadores participan en la cena de Navidad de Mensajeros de la Paz Extremadura

La cena de Navidad es probablemente, la fecha más esperada por los más de 300 trabajadores de Mensajeros de la Paz Extremadura. En su edición 2018, se reunieron en el Almacén de Trigo –cedido para la ocasión por el ayuntamiento de Moraleja— un total de 220 personas. El resto del equipo no pudo acudir por tener que realizar las guardias en las residencias y comunidades gestionadas por la oenegé extremeña. Hasta Moraleja viajaron trabajadores de Almendralejo, Mérida, Cabezuela del Valle, Carrascalejo, Nuñomoral, Cilleros, Hernán Pérez, La Pesga, Madrigal de la Vera, Peraleda de la Mata, Perales del Puerto, Pinofranqueado, la Comunidad Terapéutica Rozacorderos, Torrecilla de los Ángeles, Vegaviana y Villasbuenas de Gata.

La cena comenzó con el mensaje navideño de Mercedes Murias, presidenta de Mensajeros de la Paz Extremadura desde su creación. La presidenta realizó un balance del año y detalló los objetivos de la asociación para el próximo ejercicio. Una sorpresa especial fue el mensaje enviado por el padre Ángel, fundador en 1962 de Mensajeros de la Paz, en el que destacó el buen año de la asociación, el coraje de su presidenta y el esfuerzo que diariamente realiza todo el equipo humano que conforma la oenege.

Con la asociación extremeña compartieron cena este año algunos de sus principales proveedores como Juan José Manzano, del Grupo Extrematour, Teodoro Sánchez Prieto y Gonzalo Sánchez Ruíz, de Vida Geriátrica, Emilio de la Mata Álvarez, de la Asociación de Cátering y Servicios para la Tercera Edad e Ismael Carrión, de Compe.

La cena de Navidad de Mensajeros de la Paz Extremadura tiene un carácter solidario. El precio del cubierto por comensal –diez euros—es donado en su totalidad a un proyecto solidario de la asociación. La cena fue preparada por la Asociación de Cátering y Servicios para la Tercera Edad.

Concurso de Tocados

Cada año se repite el mismo exitoso esquema: Los equipos profesionales de cada centro confeccionan un tocado que luego lucen durante la cena y con el que participan en el gran concurso. Destaca la enorme imaginación que emplean a la hora de elaborarlos así como también la utilización de material reciclado en su confección. Es tradición que su presidenta luzca durante la cena el tocado ganador en el año anterior. Así, este 21 de diciembre, el tocado fue confeccionado por Torrecilla de los Ángeles que en 2017 había confeccionado un nido de mariposas.

Este año, las propuestas de moda realizada por los distintos centros han sido:

El equipo de la Asociación realizó como tocado un antiguo teléfono con pantalla líquida y cable. En cada uno se leía el nombre de uno de los centros de la asociación. Además, el tocado estaba adornado con expresiones clásicas de la comunicación telefónica, haciendo un guiño a sus compañeros. El desfile estuvo acompañado además de multitud de timbres sonando al mismo tiempo mientras se escucha una voz pasando las llamadas a unos y otros.

Las trabajadoras de la residencia de mayores Virgen de Peñas Albas, de Cabezuela del Valle, lucieron este año una diadema sobre la que crecía una bola de navidad partida en cuyo interior crecía un pino y sobre la que lucían estrellas doradas. El tocado incluía acebo, grosellas doradas y piña navideña.

La residencia de mayores Virgen de Guadalupe, en Carrascalejo, realizó un tocado con base en rojo simulando una flor sobre la que yacía un angelito dorado sujetando unas flores.

El colegio de educación infantil Las Abadías, el Programa de Familias y el Servicio de Mediación Familiar, todos ellos ubicados en Mérida, más el Centro de Día Alzhéimer Tierra de Barros, de Almendralejo, se sumaron para lucir el mismo tocado. Este año, en su diseño homenajeaban al vino y a las fechas navideñas. El tocado reunía en su diseño, un árbol dorado con perlas rojas a cuyo lado posaba un muñeco de nieve y un ramillete de muérdago.

El Centro Ocupacional de Moraleja rindió en su propuesta un homenaje a Alicia en el País de las Maravillas y a la magia navideña. Un as de corazones compartía espacio con una chistera acompañada por una varita mágica.

El Centro Residencial y Familiar de Nuñomoral inauguró la cena con un baile sorpresa en el que participaron gran parte de su equipo profesional. Como tocado, lucieron el traje de élfos y su peculiar sombrero de fieltro rojo.

El Programa de Familias de Moraleja, la Comunidad Terapéutica Rozacorderos y el Centro Residencial Mixto Sierra de Santa Olalla, de Cilleros hicieron equipo para competir en el concurso de tocados. Su propuesta evocaba los colores y texturas propias del paso del otoño al invierno, con una diadema que sujetaba hojas de arce encendidas salpicadas de bolitas de acebo. 

El Servicio de Ayuda a Domicilio lució una pequeña chistera, sombrero adecuado para vestir en estas fiestas acompañando al frac.

La residencia de mayores Las Eras, de Hernán Pérez, lució una enorme caja fucsia de bombones abierta en cuyo interior podían verse multitud de bombones envueltos en celofán de vivos colores.

La residencia El Mirador de los Ángeles, de La Pesga, lució una galaxia de bolas multicolor. Además, los y las participantes acompañaban el tocado con pendientes y anillos confeccionados a juego.

La residencia de mayores de Madrigal de la Vera fusionó en su propuesta navideña un Papá Noel en apuros debido al sobrepeso que ha cogido en estas fechas de dulces y licores.

La residencia de mayores de Peraleda de la Mata, centró su tocado en un conjunto de estrellas plateadas entre las que destacaba una de mayor tamaño acompañadas de luceros menores a su alrededor.

La residencia de mayores La Casa Blanca, de Perales del Puerto, optó también por una galaxia colorida realizada con pequeños planetas de colores ensartados en alambres color plata.

Desde la residencia de mayores de Pinofranqueado, su equipo llegó a Moraleja luciendo en sus cabezas una fantasía navideña en la que destacaba un pequeño muñeco de nieve rodeado de estrellas plateadas.

La residencia de mayores Inmaculada Martín de Ovelar, de Torrecilla de los Ángeles, ganadora de la edición 2017, realizó en su tocado un homenaje a las dulces fiestas creando sobre sus cabezas un cupcake, en el que podía verse un envoltorio de magdalena que contenía una bola de vainilla bañada en chocolate.

La residencia de mayores El Encinar, en Vegaviana, lució un pequeño jardín realizado con materiales diversos en los que destacaban el verdirojo entre sus colores.

Por último, la residencia de mayores Siete Villas, de Villasbuenas de Gata, rindió homenaje en su tocado al medio ambiente y a la flora que rodea la localidad. Su tocado incluía luces led en su decoración.

Concurso de Postres

Bien por centros, bien de forma individual, el segundo concurso que se celebra durante la cena de Navidad es el de postres caseros. Este año se presentaron a concurso una veintena de propuestas de la más variada naturaleza e inspiración. Mousse de turrón (Residencia de Mayores Virgen de Gudalupe, de Carrascalejo), Macarons navideños ( de Elena Lorenzo de la Comunidad Terapéutica Rozacorderos), Pastel de chocolate, crema de queso y pistachos (Residencia de Mayores de Madrigal de la Vera), Galletas de Navidad con esencia de vainilla (Residencia Las Eras, de Hernán Pérez), Sushi dulce (Centro Residencial y Familiar de Nuñomoral), Delicias de cielo (residencia de mayores de Peraleda de la Mata), Flor de pascua (Residencia de Mayores de Pinofranqueado), Oscuras tentaciones (Sede de Mérida), Pino de Navidad (Residencia de Mayores El Mirador de los Ángeles, de la Pesga), Fruta divertida (Residencia de Mayores El Mirador de los Ángeles, de la Pesga), Tiramisú de plátano (Residencia de mayores de Piedras Albas, de Cabezuela del Valle), Combinado guinnes (Residencia de Mayores Inmaculada Martín de Ovelar, de Torrecilla de los Ángeles), Fried flower (de Vega Caro, Comunidad Terapéutica Rozacorderos), Mascarpone con chocolate (de Lourdes Blanco, trabajadora de Las Eras, en Hernán Pérez), Mouse de nueces con cobertura de chocolate blanco (Residencia de mayores Siete Villas, de Villasbuenas de Gata), Dolce vita (del Centro de Día Tierra de Barros, en Almendralejo), Delicias surtidas (de Yosune Sánchez, trabajadora de Las Eras, en Hernán Pérez) y Tarta guinnes (Residencia de Mayores El Encinar, de Vegaviana) fueron los 18 postres presentados a concurso.

Premios

Los premios son otorgados por los propios trabajadores que votan tanto para elegir en las dos modalidades de postres –presentación y sabor—así como también el mejor tocado de la noche.

En el concurso de tocados, la propuesta realizada por Vegaviana fue la merecedora del primer galardón. El premio incluía un pack de una noche con encanto, donada por la Asociación de Cátering y Servicios para la Tercera Edad, y una palelilla ibérica, donada por Compe. 

El tocado de la asociación fue merecedor del segundo premio que incluía el transporte y dos entradas para ver en Madrid el musical El Rey León, donado por Transporte Manzano y una paletilla ibérica donada por Vida Geriátrica.

La propuesta de Villasbuenas de Gata se alzó con el tercer premio que incluía un microondas donado por Cobargil y una paletilla donada por Fumigaex.

Por lo que respecta a los postres, detallamos los premios por modalidades.

En cuanto a la presentación, La Pesga con “Fruta Divertida” ganó un año más el primer premio, que consistía en un secador y una plancha de cabello de viaje, donados por Electrohogar y una cesta con productos de la tierra, donada por Vida Geriátrica.

El mascarpone con chocolate de Lourdes Blanco, de Hernán Pérez, ganó el segundo premio, compuesto por un juego doble de tazas y un regalo donado por Olimática y La Flor de Pascua, preparado por el equipo de Pinofranqueado obtuvo la tercera posición y ganó una cesta de productos de la tierra, gentileza de Vida Geriátrica.

En cuanto al sabor, el “Combinado Guinness”, preparado por el equipo de Torrecila de los Ángeles mereció el primer premio del jurado consistente en un secador de pelo y una plancha de viaje, donados por Electrohogar y una cesta de productos de la tierra, gentileza de Vida Geriátrica.

“Delicias de Cielo”, presentado por el equipo de Peraleda de la Mata obtuvo el segundo galardón por su sabor y ganó un juego doble de tazas y un regalo donado por Olimática.

Por último, Yosune Sánchez, trabajadora de la residencia de mayores Las Eras, de Hernán Pérez, obtuvo el tercer premio con sus “Delicias Surtidas” consistente en un reloj de pared, donado por Autoferr.

La noche finalizó bien entrada la madrugada entre la narración de anécdotas, las coreografías improvisadas y horas de baile.