DEPORTE Y NATURALEZA EN JERTE CIERRAN LA EDICIÓN 2018 DE LOS JUEGOS ESPECIALES

Desde hace ya más de tres décadas, los Juegos Extremeños de Deporte Especial (JEDES) añaden en cada edición infinidad de beneficios. A la práctica deportiva siempre saludable se suma la posibilidad de viajar que los JEDES ofrecen a los atletas para vivir las concentraciones y disfrutar de ese ambiente de convivencia y fiesta que se respira en cada cita, mucho más importante y enriquecedor que el ambiente competitivo tan propio de las pruebas de competición.

Montijo acogió este año la ceremonia de clausura de estos juegos con cuatro intensas jornadas de las que los usuarios de Mensajeros de la Paz Extremadura regresaron a Moraleja y Nuñomoral con un abultado medallero.

Más allá de esos cuatro días, que se celebraron de 8 al 11 de mayo, a finales de mes, usuarios de Mensajeros de la Paz Extremadura viajaron con JEDES para disfrutar de actividades en el medio natural.

El viaje llevó a nuestros usuarios desde Nuñomoral y Moraleja hasta la localidad de Jerte, en el valle homónimo. En esta ocasión, desde el Centro Residencial y Familiar se sumaron a la aventura en la cuna de la cereza Fulgencio Gómez, Inocencio Domínguez, Mario Carretero, Cristina Amarilla, Vanesa Sánchez y Joaquín Fernández. Con ellos, desde el Centro Ocupacional viajaron Nacho, Cristián, Carlos, Juanma, Ángel, César, José Luis y Álvaro.

Este es el tercer año consecutivo que Mensajeros de la Paz Extremadura asiste a las concentraciones JEDES en el medio natural. “Muchos de nuestros usuarios repiten año tras año –declara Raquel Cortés, directora del Centro Ocupacional moralejano--. Con estas actividades desde el Centro “buscamos fomentar la socialización fuera de casa con el fin de aumentar la autonomía personal y la seguridad en ellos mismos”, añade.

Nuestros usuarios de Nuñomoral y Moraleja se reencontraron un año más con los amigos de Azuaga, Don Benito, Villafranca de los Barros, Zafra, Almedralejo y Llerena.

Un viaje de tres días para disfrutar de la naturaleza y de actividades de ocio y aventura al aire libre.

Los JEDES comprenden tres tipos de actividades: saludables, competitivas y actividades en la naturaleza.

Naturaleza y Aventura es un programa integrado en las competiciones deportivas para personas con discapacidad que está dirigido y adaptado al colectivo. Sus responsables pretenden con ello “brindar actividades de reto y aventura en el medio natural, ofreciendo numerosas posibilidades para la ocupación activa del tiempo libre y la puesta en marcha de valores educativos y de salud”. Para las personas con algún tipo de discapacidad, estas actividades “permiten abordar objetivos de forma global, que abarcan múltiples aspectos relacionados con su desarrollo integral: ámbito motor, cognitivo, terapéutico y afectivo y social”, declaran desde su organización.

Entre otras prácticas deportivas, los participantes han podido conocer y disfrutar del agua a bordo de una piragua o a vela; también han practicado tirolina, bici de montaña, actividades de orientación, escalada, senderismo y hand bikes.

Deseosos ya de participar en la edición 2019.